El verdadero tesoro de el Carambolo…

Hace unos días, motivado por el 50 aniversario del hallazgo del tesoro de El Carambolo, se ha inaugurado una exposición en el Museo Arqueológico de Sevilla. La exposición nos invita a descubrir la cultura de los Tartessos, sus pueblos, su desarrollo e influencia. La exposición está orientada especialmente al tesoro descubierto en el santuario de Astarté. Se hayan expuestos el tesoro original, y la copia realizada.

Desde muy pequeño escuché de boca de mi padre mil historias relativas al hallazgo. De cómo se fotografió todo, de los personajes relevantes que intervinieron en los trámites de entrega. Fotos originales realizadas por él, que siempre acompañaron al resto de fotos familiares. Harto de corretear por aquellas instalaciones del Tiro de Pichón, nunca pensé que toda aquella zona pudiera ser un santuario.

Cuando ya se hicieron todos los traslados de las piezas, y se llevaron a cabo los registros de las piezas a nivel nacional, alguien pensó en premiar a los trabajadores del Tiro de Pichón. El hallazgo se produjo en 1958, y las gratificaciones llegaron en 1964. La cantidad recibida por mi padre fue de 153.000 pesetas, y las invirtió en la compra del piso donde nací. Cuando ese piso se vendió, lo recibido me sirvió para terminar de pagar mi hipoteca. Por lo tanto, indirectamente, y en tono jocoso, el tesoro de El Carambolo me ha permitido estar en paz con el Banco y Hacienda.

Recomiendo la visita a la exposición, porque no se sabe cuando se podrá ver de nuevo el conjunto de piezas originales del tesoro. Un diez sobre diez a los organizadores.

Aunque el verdadero tesoro que yo he visto en la exposición, sin duda alguna, ha sido encontrar a mi padre presente en las fotos históricas de entrega del tesoro a las autoridades. Todo lo escuchado durante tanto tiempo se ha materializado de forma especial en mi mente.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El verdadero tesoro de el Carambolo…

  1. Pingback: Paseo por Itálica - Viajes, Escapadas y Paseos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *