El mayor fiasco mundial…

La «Operación Tertis» (octubre 2006) se vendió como «el mayor golpe mundial al expolio arqueológico». ¿Qué dices?, ¿el mayor golpe?. Que se sepa que sólo quedan 10 de los 52 imputados. No se ha encontrado culpabilidad alguna en los 42 absueltos. Igual ocurrirá, en breve, con el resto. A ver si son honrados, y publican el titular: «el mayor fiasco mundial …….».

Esto se parece mucho al anuncio televisivo para vender una tarjeta de crédito muy famosa. Me explico: se movilizan una serie de agentes del orden público para poder realizar los registros y trámites (x €); como la “gran operación” dura unos días, y el personal viene de fuera de la provincia, añádanse dietas, alojamientos, etc (x €); cada persona imputada tiene que disponer de un abogado (x €); las horas dedicadas por los funcionarios del Museo y otros (x €); previsión de posibles demandas por la actuación irregular de registros, deterioros y roturas de piezas retiradas (x €); y un largo etcétera de euros más. Que aparezca un contenedor lleno de monedas en el muelle de Nueva York, procedente de la expedición del ODISSEY en la costa de Cádiz, ….. eso no tiene precio. Hay que estar para lo pequeño y para lo grande, porque si no, se corre el riesgo de quedar como unos auténticos inútiles. Los Andaluces somos expertos en pegarnos entre nosotros, mientras otros se benefician. Permitimos hacer cosas a los de fuera, que no nos permitimos entre nosotros.¡Ay, esa cortesía árabe!.

Pero tampoco hay que irse tan lejos como a NY. Nada más que hay que ir a la Puerta de Jerez, y así ver lo que queda de los hornos Almohades destruidos por Emasesa. Lo que verán es cero, nada. Que no hay nada que ver, vamos. La sanción, que no pagarán, es ridícula (25.000 €). También nos podemos preguntar qué ocurrió con la fuente del convento de San Francisco descubierta en la Plaza Nueva. Y más juegos de prestidigitación. Ahora está, ahora no está. Seguro que no nos hemos enterado ni de la mitad. Pero eso si, la operación Tertis fue lo más de lo más. Pienso que fue una bomba de humo para distraer la atención sobre otra “deslocalización de patrimonio”.

Bueno, en realidad, los primeros que trasladaron y utilizaron los restos romanos, fueron los árabes. Y si no, échenle un ojo a la base de la Giralda.

Pero ahora, ¡cuidado!, que la Junta de Andalucía ha redactado una nueva legislación que regula todo esto.

La traducción de esta “sinrazón” es sin duda: que si tienes dinero, puedes hacer lo que quieras con el Patrimonio. Desde coleccionarlo, hasta demolerlo, pasando por trasladarlo de país.

Aparte de esto, y después de lo visto, me gustaría que alguien con dos dedos de frente, auditara el “informe pericial”  y “la catalogación” realizada por parte del personal del Museo Arqueológico de Sevilla, acerca de las piezas incautadas en la Op. Tertis. Eso es profesionalidad, y lo demás son tonterías. ¡Vaya tela marinera con la catalogación!. El guardacoches cercano a la Plaza del Cabildo tiene más idea.

A los que mandan en estos temas, ¿no se les cae la cara de vergüenza?.

Esta entrada fue publicada en Carta al Alcalde y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *